HISTORIA

El Jardín de niños/as “CRECER” viene operando desde 1998 en la zona de Miraflores. En el curso de estos años ha atendido a centenares de niños que actualmente cursan estudios escolares en los establecimientos más exigentes y prestigiosos de la ciudad de La Paz. La experiencia psicopedagógica acumulada permite garantizar, en la actualidad, la presencia de personal cualificado y la selección depurada de métodos de enseñanza. Los ambientes han sido creados y son continuamente mejorados para brindar las mejores condiciones de comodidad, seguridad y estimulación sensorial para los niños y niñas. El Jardín de niños/as “CRECER” es un espacio alternativo que brinda servicios de educación inicial y preescolar a niños y niñas de 0 a 5 años.

La formación es “integral” porque busca crear condiciones que favorezcan el desarrollo de cada una de las dimensiones que integran al ser humano. Es así que todos los contenidos están dirigidos y son adecuados a cada niño y cada niña considerando que es una persona valiosa única e irrepetible.

Los primeros años de vida son el periodo fundamental en el desarrollo del ser humano. Las primeras experiencias educativas guiarán el posterior desempeño escolar del niño/niña, y definirán la manera en que éste/a conozca el mundo y actúe en él.

Crecer proporciona al niño/a un espacio estimulante y una metodología que incorpora los últimos avances de la Psicopedagogía, con el fin de que cada niño/a pueda desarrollar a plenitud sus potencialidades y proyectarse hacia una vida exitosa y feliz.

La enseñanza es personalizada y parte de una evaluación minuciosa para conocer las características intelectuales y socioafectivas de cada niño/a. Los padres reciben informes periódicos del seguimiento del niño/a y coordinan con especialistas las acciones que se emprenderán.

El principio que orienta la práctica educativa de Crecer es el respeto y valoración de la Diversidad Humana. En este espacio convergen niños/as de diferentes culturas y nacionalidades, que proceden de diversos tipos de familia y que profesan distintos credos religiosos. El centro también atiende a niños y niñas con necesidades especiales y ofrece una educación dirigida a contrarrestar toda forma de discriminación social (étnica y de género) vigente en la sociedad